Connect with us

Festivales

Lluvia de rock en la primera jornada del Mad Cool 2017

Published

on

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La previsión de fuertes tormentas durante la primera jornada del Mad Cool, no amedrentó a los asistentes que disfrutaron de una jornada de buena música, con Foo Fighters aupados al Olimpo del festival madrileño.

Y es que el Mad Cool tuvo un poco de suerte, ya que se esperaba el diluvio universal y solo se quedó en un amago en las primeras horas del festival, regalando a los asistentes una jornada musical excepcional.

A continuación os dejamos con la crónica realizada por DODMAGAZINE del primer día del Mad Cool 2017:

Warpaint gestionar ese espacio entre lluvia y sol. Salieron al escenario mientras todavía caían las últimas gotas y el público permanecía reticente de abandonar cualquier techo disponible. Los que estábamos preparados para la lluvia (es decir, cubiertos de plástico) salimos ganando: pudimos coger los mejores sitios de la pista sin competencias. Acabamos ganando el pulso al clima y la tormenta se esfumó. También las de Los Ángeles agradecieron su cambio de fortuna. Terminaron llenando el recién estrenado Escenario Matusalem y pudieron ofrecer un concierto redondo donde los aplausos eran dirigidos a ellas y las peinetas a las nubes que se alejaban.

Arrancaron con Heads Up, una progresión creciente controlada al milímetro que da título, además, a su último álbum (Heads Up, 2016). Para dar paso enseguida a temas más antiguos, como su Krimson (del debut Exquisite Corpse, 2009) o la ampliamente celebrada Love is to Die(Warpaint, 2013) inaugurando una recta final del concierto que desembocaría en la célebre rompe pistas Disco//very (del mismo álbum). Pero el protagonismo absoluto sería para ese último Heads Up, que sigue consiguiendo atraer fans con temas como WhiteoutSo Good y, por supuesto, la bailable New Song.

En conjunto, su concierto madrileño pudo pecar ligeramente de monótono. El estallido enérgico se reservó casi en exclusiva para el final. Pero sí convendría señalar un acierto. Warpaint no alcanzaron esos ambientes controlados que llena sus álbumes, ni el rock propio de un festival de verano como el Mad Cool. Pero es posible que de esa manera acertaran en un punto intermedio que faltaba en el cartel. Sigan leyendo estas líneas para encontrar ejemplos de la tendencia rockera, y esperen al viernes (Slowdive, Escenario KOKO UK, 2:00) para disfrutar de verdadera música ambiental. Pero en la hibridación entre ambas corrientes quizás solo encontremos el directo de estas Warpaint, o a alt – J (que actúan también a golpe de viernes). Sería un pecado perdernos tan pocas oportunidades.

También Foals gozaron de buena salud meteorológica. Expertos en aquello de gestionar emociones festivaleras, su parada en Mad Cool era éxito asegurado. La estrategia que han venido utilizando en su última gira funcionó también en Madrid y los de Oxford no tuvieron complicaciones para mantenerse entre los grandes nombres de la amplia categoría que conocemos como indie rock. Sobre el escenario alternan los dos polos que protagonizan su carrera más actual: las baladas contenidas que meditan al detalle sus crescendos dramáticos frente a sus cortes de rock desenfrenado de pogo obligatorio. Entre las primeras, A Knife In the Ocean y Spanish Sahara (fuera quedó, para nuestro descontento, Late Night); y de las rompepistas: empezando por algunas más cercanas al pop como Mountain at My Gates My number, para llegar a verdaderas descontroladas como Inhaler What Went Down. Sorprendentes también las incorporaciones de Olympic Airways y Electric Boom, de su debut Antidotes (2008).

Como se puede observar, los británicos ofrecieron un repaso completo a toda su producción cediendo espacio a sus primeros trabajos. Y es que, con un gira de estreno del más novedoso What Went Down (2015) concluida, Foals decidieron sumarse a la estrategia de los grandes titanes del rock: repasar hits (y no tan hits) que han marcado su crecimiento y ofrecer a sus seguidores una jornada exquisita que poco tiene de fomentar las ventas de un disco concreto.

Si al contenido de ese jugoso regalo, además, le sumas un envoltorio donde siempre aparece la actitud de Yannis Philipakkis, frontman indiscutible; junto a un público al que le costó despertar pero que acabó convocando el – me atrevo a anticipar – mayor pogo de esta edición del Mad Cool. Si sumas todo ello, el resultado será una parada de Foals en Madrid tan inesperada como necesaria.

Madrid. Capital Mundial del Rock.

Vale. Es cierto que Foo Fighters estarán el viernes en Lisboa. Y también lo es que Madrid no es la única parada de un tour que rompe fronteras como solo estos veteranos pueden hacer. Pero el jueves seis de julio, alimentado además por el temor a la cancelación (otra vez las dichosas nubes), Madrid recibió la visa de unos consolidadísimos Foo Fighters. Más de dos horas de rock sin cortapisas – aunque se colaron un par de baladas – y seis años después de su última visita a la capital; convirtieron a la ciudad en epicentro internacional, por lo menos durante esa noche, de lo que mejor saben hacer los de Dave Grohl: Rock.

Con mayúsculas. Sí: Rock. Materializado en una carrera de veintidós años y ocho larga duración. Desde el Foo Fighters debut (1995) que sonó en Big Me y casi al final con This is Call; pasando por The Colour and the Shape (1997) que abrió la jornada con Everlong; o también otra de sus primeras interpretaciones: Learn to Fly (There Is Nothing Left To Loose, 1999). Y por supuesto, la gran coreada The Pretender (extraída de Echoes, Silence, Patience & Grace, 2007) que llegó antes de lo esperado; junto a las más nuevas Something From Nothing (Sonic Highways, 2014) o el último single, Run (2017). Y por supuesto, ineludibles como WalkTimes Like These o My Hero.

No faltó ningún trabajo, dijeron los de Seattle. Y cumplieron. Revelando un dato curioso: tanto Foals como Foo Fighters siguieron la misma táctica en su setlist. Y los primeros mencionaron a los maestros de ceremonias en medio de su concierto. ¿Quieren los de Oxford entrar tan pronto en el Olimpo del Rock?

Si bien, volviendo a Foo Fighters y por introducir una mínima crítica, por momentos no consiguieron equilibrar un directo polarizado. El público sigue prefiriendo viejos temas (quizás porque no ha escuchado lo suficiente los nuevos) y recibe con mayor frialdad hits recientes; además de un claro contraste entre un principio antológico y un final donde costaba más arrancar los pies del suelo a los asistentes. Al final, lo que nos deja claro el paso de Foo Fighterspor Madrid es que siguen manteniendo la corona de uno de los géneros musicales más importantes de nuestra historia reciente. Y que, además, no están dispuestos a abdicar pronto.

Ellos fueron, ahora lo entendemos, la tormenta prometida para la tarde del primer día de Mad Cool. Alrededor del recinto se podía apreciar en el cielo la tormenta física. Pero en el seno del lugar, en el epicentro mismo de este nuevo hogar musical que con apenas dos años de vida ya se siente cómodo, se desataba una catástrofe mucho más potente. Mucho más simbólica. La de un grupo que tiene la suficiente experiencia y calidad para saber interpretar y guiar un espectáculo mayúsculo; y la de una legión de fans saltando al unísono, coreando con fuerza el estribillo de My Hero, o iluminando el espectáculo con la luz de todos sus teléfonos (y de algún mechero nostálgico).

Todavía queda noche (y definitivamente no va a llover)

Dave Grohl comenzó el concierto de Foo Fighters saludando a la luna y terminó desviando los aplausos hacia el cielo y sus estrellas. Eran los verdaderos responsables de su éxito, afirmaba, y no nos cuesta sumarnos a su esoterismo. El resto de la noche le debe también parte de su triunfo al respeto meteorológico. Más cuando la talla de los grupos que dependían del buen clima era la de UNKLE o Trentemøller.

Para quien no les conozca, UNKLE son una banda británica experimentados en la electrónica alternativa e inundados por los sonidos y ritmos trip hop que tan bien funciona en las islas. Ligados indudablemente al trabajo de Massive Attack o Tricky, sobre el escenario Radio Station del Mad Cool demostraron que sus conciertos se alejan de la siniestra calma que recogen sus álbumes para explorar terrenos de electrónica fiestera e incluso de rock alternativo. Nos siguen pareciendo imprescindibles sus versiones de estudio, pero su deriva en directo resultó una grata sorpresa. Llegaron con Cowboys or Indians y desde ese momento no pararon de desfilar entre instrumentos y micrófonos cambiando la composición de la banda para cada canción. Las favoritas, por supuesto, Lonely Soul o Burn my Shadow; y también gran acogida para uno de sus últimos trabajos: Looking for the Rain (2017), aunque nadie estuviera de acuerdo con su título. Entre las olvidadas, un doloroso rechazo: Rabbit In Your Headlights, una balada experimental cantada por Thom Yorke que quizás no tendría cabida en un repertorio más animado, pero que sigue siendo preciosa.

Por su parte, Trentemøller ofreció de madrugada un concierto semejante a su paso hace unos meses por el Palacio Vistalegre madrileño, para el que consiguió colgar el cartel de aforo completo. Los que ya lo habíamos visto envidiábamos a los neófitos que se sorprendían por primera vez de esa electrónica repetitiva, vocales de infarto y giros inesperados. Pero no teníamos problema, pues se trata de uno de esos espectáculos dignos de volver a ver. Desde la Miss You aparentemente sencilla pero meticulosamente calculada que abrió el espectáculo; hasta rompepistas como River in Me Take Me Into Your Skin; hay un amplio abanico de influencias y referencias que el danés consigue manejar haciendo pasar desapercibidos los grandes cambios de registro. Entre las favoritas: November Shades of Marble, que consiguieron movilizar tanto a fans cercanos al escenario como a desconocedores que esperaban en la barra o en los baños.

Concluía la primera jornada del Mad Cool librada de la catástrofe augurada. Al final no fue para tanto, era la impresión general. También se oían algunas críticas. Por las pantallas que no funcionaban o por las colas de espera en algunos servicios. La lluvia no perdona y deberíamos rogar paciencia. Si desde el Festival nos han demostrando que pueden gestionar una tormenta eléctrica y convertirla en conciertos de este calibre artístico y problema realmente menores, entonces esperemos a ver qué nos ofrecen el viernes y el sábado, cuando las previsiones meteorológicas son mucho mejores. A lo mejor logran sorprendernos, otra vez, para mejor.

Lluvia de rock en la primera jornada del Mad Cool 2017
5 100% 3 votes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Festivales

Extremúsika 2018 vende 2.700 abonos en 15 días

Published

on

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Que había ganas de que el festival Extremúsika volviera, no había dudas; pero además el regreso será por todo lo alto con más de 55 grupos ya confirmados.

Además la organización del Extremúsika ha anunciado que han vendido 2.700 abonos en tan sólo 15 días y además muy pronto habrá confirmaciones de calado Internacional, por lo que la expectación es máxima.

Extremúsika 2018 se celebrará los días 12, 13 y 14 de Abril de este 2018 en Cáceres y será su regreso tras 10 años privados de uno de los mejores festivales nacionales y lo hará con 3 escenarios, zona de acampada y de ocio.

Extremúsika 2018 vende 2.700 abonos en 15 días
5 100% 2 votes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Festivales

Mad Cool 2018 ¡Sold Out!

Published

on

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Todos los abonos vendidos. Mad Cool hace historia y vende todos sus abonos para los 3 días a seis meses de su celebración y con nombres por anunciar.

Es más, aún quedan los dos cabezas de cartel del la jornada del viernes por anunciar y en la que todas las quinielas apuntan al menos al grupo Artic Monkeys como una de las incógnitas.

Pearl JamDepeche ModeQueens Of The Stone AgeTame ImpalaNine Inch Nails o Massive Attack y muchos más se darán cita en el nuevo Espacio Mad Cool en el IFEMA de Madrid los próximos 12, 13 y 14 de julio.

Si eres rápido y puedes permitirtelo, todavía quedan entradas y abonos VIPS, pero tras el anuncio de Sold Out, van a volar.

 

Mad Cool 2018 ¡Sold Out!
4.8 95% 4 votes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Trending Ahora