Connect with us

Tecnología

1 de cada 3 jugadores de Pokémon GO ha borrado la Aplicación

Published

on

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En menos de 4 meses la caza de pokémon se ha convertido en una práctica minoritaria pese al furor causado en sus inicios.

LAINFORMACIÓN

Allá por el mes de julio una aplicación para móvil estaba destinada a cambiar la realidad y la forma de relacionarse con ella. Pero han pasado apenas cuatro meses para que el fenómeno Pokémon Go pierda fuelle, usuarios y sus teóricas posibilidades de reinventar la forma de interactuar con el mundo.

Las calles estaban plagadas de jóvenes, y no tan jóvenes, dispuestos a rememorar tiempos pasados gracias a la realidad aumentada, que permitía capturar los mismos personajes que antes sólo estaban dentro de las videoconsolas. España, puntera en la jarana, llegó a celebrar la ‘mayor Pokequedada del mundo’. La Puerta del Sol acogió a unas 5.000 personas, según los organizadores. A los que hay que sumar los que correteaban por el parque del Retiro, que planearon su Pokequedada subversiva.

Había pokémons en todas partes. Millones de jugadores. Las historias insólitas se sucedían. Asesinatos, ansiosas masas invadiendo Central Park, robos de teléfonos, atropellos… El mundo se había convertido en un capítulo de ‘Black Mirror’. La gente caminaba con la mirada clavada en su smartphone, fundiéndose así realidad y ficción a través de la cámara del teléfono. “Hazte con todos” era el axioma que movía al mundo.

Un grupo de jóvenes juega a Pokémon Go. Getty ImagesUn grupo de jóvenes juega a Pokémon Go. Getty Images

Un grupo de jóvenes juega a Pokémon Go. Getty Images

Nintendo había encontrado la  gallina de los huevos de oro. Sus acciones se llegaron a revalorizar un 120% desde que el 6 de julio de 2016, día que quedaría impreso en los libros de historia, cuando el juego vio la luz en unos pocos países, paso previo a la pandemia que invadió todo el globo terráqueo. Rally que se suavizó cuando confesaron que el impacto de Pokémon Go sería “limitado” en sus cuentas y que era Niantic, la startup que desarrollo la aplicación, la principal beneficiaria.

Un tercio de los usuarios activos borró la aplicación

Tres meses después de la meteórica llegada de Pokémon Go sólo queda un difuso recuerdo de esos tiempos. Nadie -o, si lo hacen, disimulan- camina móvil en mano intentando capturar pokémons, ya sea para hacerse con los 150 ejemplares posibles o para luchar contra el sedentarismo.

Los datos publicados en agosto por Bloomberg sobre usuarios activos son contundentes: de los 45 millones, 15 millones ya han decidido eliminar Pokémon Go de su vida y, más importante, de su smartphone. En Estados Unidos, un 78% de los usuarios de pago ha dejado de jugar y, mucho más importante, de llenar las arcas de Nintendo, según Slice Intelligence. Y estas cifras son de agosto. Cierto que el número de descargas de Pokémon Go supera los 130 millones, lo que significa que muchas personas querían conocer de primera mano el fenómeno. Pero poco más.

Un hombre adulto juega a Pokémon Go en el autobús. Getty Images.Un hombre adulto juega a Pokémon Go en el autobús. Getty Images.

Un hombre adulto juega a Pokémon Go en el autobús. Getty Images.

Los motivos que esgrimen los jugadores, o exjugadores, es que las actualizaciones no llegan. Conseguir el máximo número de pokémons posible no era tan difícil, muchos lo hicieron. En España un joven de Elche completó el juego en 22 días. Pero, una vez todos los pokémons dentro de las pokéballs, quedan pocos entuertos por deshacer. Los jugadores reclaman la incorporación de más generaciones, ya que mientras en los juegos hay varios centenares de monstruos de bolsillo, en el móvil no.

A esto hay que sumar los problemas con el GPS, los fallos de conexión, los ‘hackeos’ y las duras políticas contra los jugadores que hacían trampas, que ha afectado a algún inocente. Nintendo siempre ha jurado que irá incorporando actualizaciones, pero de momento lo único que ha desarrollado ha sido Pokémon Go Plus, el reloj para cazar sin el móvil. Un accesorio para ganar dinero de forma directa, ya que el modelo freemium de Pokémon Go no es muy lucrativo.

Para Nintendo, Pokémon Go no ha sido la panacea. Aun así, ha supuesto altas cuotas de popularidad de un producto, que aunque está fuertemente asentado, acaparando horas de televisión y litros de tinta. ‘Pokemanía’ que llega justo en el momento en el que sacará al mercado Pokémon Sol y Pokémon Luna, los nuevos universos de la saga. Pero, por si acaso, Nintendo también se alió con Apple y sacará una versión de Super Mario en la Apple Store.

Los agoreros que veían en Pokémon Go la llegada de una era -marcada por la adicción a los teléfonos móviles y la alteración del concepto de realidad que ha tardado siglos en gestarse- se adelantaron. El fenómeno se ha disuelto él sólo, como una aspirina. Mientras, el mundo espera la venida de un nuevo Pokémon Go que acapare su atención.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Trending Ahora